Movimiento 19 de abril ( I )




Movimiento 19 de abril

(I)

La gente ha visto y llorado
la trágica injusticia, el nacimiento
de un poema de lucha reprimido.


La explosión dispara las estrellas
de todos los colores, y de todos los cielos.
Los ángeles que se encienden intensos
después que la repugnante bestia
lanza los disparos por su boca siniestra.
Golpean mortalmente los pechos
Juveniles, sedientos de justicia.


Las crueles voces de la infamia
que vomitan balas que se hunden
en la carne y brotan la sangre
a correntadas en los cuerpos
de los ángeles que se cubren de gloria.


Fueron sorprendidos por la infamia,
se acabó el silencio, el mensaje
que portaban las balas, es contra
la ciencia, porque la impaciencia
tocó fondo y salpica a la bestia
para siempre, y se derriban árboles
de los ritos de la hechicera vida,
de la mortal traición del poderoso.
La bestia ha conocido la humanidad
de la hechicera muerte…
y se retuerce en su propia desgracia
genocida, y se va aniquilando
lentamente, se esconde y sacude
a sus corruptas huestes…
para proseguir con su carnicería,
pero hay ángeles por todos
lados, que lo señalan…
que las miradas de la gente
sorprendida, ven al delincuente
más nefasto, con delincuentes
prostituidos de las diversas mafias,
que pagarán con creces
su arrogancia perversa y pervertida
de las aberraciones sumarias,
y los rituales de sangre
en su sadismo brutal
de las torturas lacerantes
en el desprecio al pueblo,
al estudiante, la humillación al pobre…
La dictadura ha puesto su sello
en sus matanzas. –



©José Angel Pineda, 28 de abril del 2018