Caballo alado



Caballo alado



Puedo volar, soy puro polvo y hojas,

lágrimas secas van al ojo de agua,

vital todo entusiasmo, sabia yegua,

potranca fina, todo me remojas.



Te deseo con ansias, no te enojas

que te ponga el bozal de pura agua,

que te meta espuelas, y la lengua

que la podrás usar en lo que antojas.



Sientes el galopar junto conmigo,

el caballo que tienes, aún esgrime,

para las faenas, seré contigo



la pasión que deseaste, la sublime

que gritarás, que gemirás conmigo

y bien llorarás, hasta se termine...

seré

animal

contigo.

© José Ángel Pineda, 09 de julio del 2017