La Heredera






La Heredera

La Heredera tiene la fortuna en abundancia
asegurado el gozo, y dulce la miel de la esperanza
honesta con los vacíos inmensos de la fama
¿quién se atreve al rescate del olvido,
a la renovación de la esperanza?


-con esa locura de mujer que mata
que sabe saltar las cuerdas más tensas
y atravesar las alambradas dando brincos
su sola presencia de voz serena y llanto amargo
que me exalta y me posee con todas sus ganas

sus sabores y olores exóticos soñados
derrumban los soldaditos de plomo
inspira a toda la militancia de mi alma
ella es deleitosa/ divina, compleja y atrevida
y goza del delirio de la infamia

ella es dulce, fresca, plácida, sensual
la única heredera /con un perturbador sonido
que no la deja sola, en un poder que no calza
hueco/ vacío, sin gracia/... despreciada ella
por los ¡Ingratos! de todo un pueblo/ hastiado