Quizá, no sé amar, ¡cierto!



Quizá, no sé amar, ¡cierto! 


Quizá, no sé amar, ¡cierto! 
pérdidas infringidas en los suelos, 
despierten las auroras de las manos gaviotas, 
sugiero amar despierto, 
sugiera amar dormida, 
sugiero de nosotros. 


Quizá, no se amar, ¡cierto! 
dos corazones en el mismo cielo, 
orbitaciones aladas, de nubes claras y sombras penitentes, 
de todito lo cierto, 
de todito lo ido, 
de todito, ... nosotros. 


Quizá, no sé amar, ¡cierto! 
espacio sin luz, un vértigo de hielo, 
en las horas malditas, con la bendita herida, 
quizá, no sé amar, ¡cierto! 
quizá, un forajido 
quizá, sean los otros. 


©José Ángel Pineda, 02 de enero del 2017