Del Ramillete a la Flor




Del Ramillete a la Flor


Eran frescas y altivas aquellas voces mixtas,

Sopranos y contraltos, tenores y los bajos,

eran esos ensayos, eran esas figuras,

era Diego, y Tatiana, y los que ya se fueron,

eran Luis y Barrías, eran Chico y Alina,

el gran Maestro Mena, y dulce en diapasón,

enérgico en las arias, el canon, y el canto gregoriano,

y las polifonías de la estirpe Bachiana,

del amor inspirado, supremo de bellezas,

de corales florestas, y una en singular y altiva

y muy formada, la Flor de la canción apasionada,

la Flor del ramillete, de aquellos ramilletes

en pose adelantada, en el centro esa Flor,

de voz vibrante, muy querida cantante,

en nuestra sensación de esos hermosos sueños.

de esa constelación, esa estrella, ese inmenso farol,


la lucecita, florcita, flor, florcita,

esa bella soprano, de tan preciada voz.

alumbraba todito, con un gran resplandor.

Esa flor en la flores, esa miel de lindeza

es la Flor, la amiga consentida, de todos los juglares,

con toda la passion de todos los cantares.



©José Angel Pineda, 29 de Diciembre del 2016