El Silencio






El Silencio



Un dramático silencio,

que estimula tanto ruido,

los sonidos y epigramas,

lo supremo y lo atrevido.





Sonrisas sacrificadas,

aplausos y alaridos.



Lágrimas, cantos, tormentos

de pentagramas de pechos

de sopranos y cristales que se quiebran

… un tenor

hace un falsete, y se le rompe la voz

en la magia de la vida del teatro

del candor.



Encendida la humedad

que se pierde en los pistilos

en el andar peregrino

de los sueños de una flor.



©José Ángel Pineda, 06 de marzo del 2016