Ambigüedad de las Flores





Ambigüedad de las Flores


No hay tristeza que afligir,

no tengo amor para odiar,

sí confluyo al discrepar,

y disiento al convergir-


La enigmática fragancia

urgente y sin mucha prisa.

- Una sonrisa de llantos…

- los cantos que en crepitan…

¿Y la sinuosa pendiente

ajena de los prejuicios?

navegando delicioso,

sobre abismos,

y adelante, un precipicio

-Necesario e inevitable.


Luz de la noche sin luna...

Que apasionan…

meditaciones de flores...

Observé mieles rituales

con presencias

y cadencias reposadas…

La música del relieve,

lo rítmico de la gloria.



©José Ángel Pineda, 16 de marzo del 2016