Torre de Babel



Torre de Babel.



«la mansión de lo alto entre el cielo y la tierra»




Nicaragua es un país de enormes sueños y pesadillas,

de autoritarios poderes que no dan tregua a su manicomio.

Patria libre, libertaria plena de expresiones obscuras, o morir

aplastado en desempleos crispantes y empleos de guardianes

de la infamia, con una indecente educación zombi,

llena de indignidad sin asco,

jefes de pandillas políticas mafiosas,

donde cada quien se hace una tarima a su gusto...

los que debieron ser juzgados por matar gentes y animales son libres,

son hombres de flores y tarimas que rompen las cadenas,

sus cárceles de ficción...

un país donde sus habitantes cohabitan en mentiras

que se creen convenientemente, que expropiaron el cerebro de Darío,

lo subastaron por el sucio petróleo, en la luna

marcha la poesía y la miseria humana,

juego ajedrez que nadie entiende...

el peón,

el alfil,

el caballo,

inclinan su pequeña estupidez,

su cerviz doblada hasta los suelos,

cielos de una diosa de hojalata, princesa de Babel.

La llanura de la tierra que devoró las muertes/

tumbas fueron zanjas,

que sellaron los sueños/

la vileza, la necrofilia, la infamia, el asalto a un país ya sin gente digna,

sólo muecas/ heces fecales y soberbia, subordinada, parasitaria,

corrupta y delincuente...

es nueva clase que hablan diferentes lenguas,

que se revuelcan en la misma cloaca.






©José Ángel Pineda, 21 de febrero del 2015