Subirte una rima





Subirte una rima



Subirte una rima, bajarte en un tono,

cambiarte ese llanto, por una sonrisa,

seguirte impaciente, mirarte todita,

con lunas que miran las noches solitas,

donde navegarte, subirte y bajarte,

en ese misterio que escondes celosa,

y que me despiertas ansias de lujuria,

mucho más aún, que pecaminosas,

escondes y enseñas, esa flor bonita

que baja de tono, que sube y que baja,

sublime mujer, amante sencilla,

contigo escucho el silencio, y palpo:

jardines flotantes, senderos, pasiones,

montañas gigantes, muy lejos de todo,

del humo insolente, de la extenuante

polución acústica, de sectas, de políticos,

y de estafadores muy certificados,

en el simulacro perpetuo de la vida,

aún queda tiempo, volvamos las hojas,

subamos las rimas, bajemos los tonos,

amémonos juntos.



©José Ángel Pineda, 8 de marzo de 2013