Calycophyllum candidissimum




Calycophyllum candidissimum

(El Madroño)


(Poema ecológico)

De flores blancas nutrido,

aromática energía,…y camuflado verde,

de olores insinuantes,

deseo inconfundible,

fragancias de doncella,

recién enjabonada

en brisa natural que,…

de tan tierna,

de tan bella,

como baños en bosques

tropicales,… y secos,

nos dan raciones para amar

en despacito,…y

varios momentos largos

y,… a veces ratitos.

¡Oh Harino, Alazano!

¡Urraca, Camarón, Sálamo!

Busco, y te encuentro tempranito,

llevando a mí amada, montada

en mariposas, que del aire aparecen

con cabalgaduras de arañas

prodigiosas,…blandas, roja rojita, refulgente

aspereza,… y fineza que es lo que te sobra,

fastidiado y tan frágil,… ¿recuerdas los raigambres

de las casas de los pueblos de antaño?

de la misma madera, de la misma manera

que como te desvistes, y te vistes,

en el ritual del follaje,

que ocurre libremente,

debajo de la sombra exquisita,

del árbol de Madroño,

nos detuvimos en aquel diciembre,

a humedecer lo verde,…

de la grama jugosa.






©José Ángel Pineda, 6 de marzo de 2013