Terremoto




Terremoto

-Yalí-



Decembrino recuerdo, noche aquella,

en casi casa, en casi tijeras...

pretendía ser la noche bella,

diversión y plenitud de las meras.

Y se caían los polvos en las mesas,

los jugadores con los ojos trabados

en las cartas y dados…

unos decían que el volcán provocaba

movimientos y tinieblas, …las tejas

se quebraban y las paredes se habrían como rayos,

otros decían que la planta explotaba en pedazos…

Las paredes de adobe se caían,

recuerdo aquellos polvos

impregnados, y entonces sufría

la inocencia de muchos sedientos

del juego de las noches placenteras,

para pocos... el deleitoso vicio

de sumirnos locamente en los muchos

intersticios peligrosos, donde otros dibujaban

las barajas, la suerte en movimientos,

…después supimos la trágica comedia

del placer y las sangres que no tenían donde

circular…

las noticias recorrieron el mundo.




© José Ángel Pineda, 25 de septiembre del 2012