Sola y desnuda





Sola y desnuda


Sol que das la vida misma,

en la posición justa que deseo,

dulce celeste nube ávida,

... referenciado desde mi hábitat,

contemplo.


Sistema Geo posicional, tacto,

placer cuántico y espectral,

torrente lumínico, que ...

penetras terso por las hendijas

y por las bisagras.



Natural follaje verde azul

de gigantes árboles erguidos,

excitas el aire con frescor,

que acaricia mi espalda

desnuda, transparente.

Observando a mi diestra,

un cascabel cilíndrico,

que se arrastra en el suelo

y sin moverse.

Con sus siete cabezas que se mecen

erráticas, dejándose llevar sin pensamientos,

girando movimientos sin prejuicios,

en completa armonía, percusión

de energéticos y ritmos exaltados,

sin inventos de persona humana.

Ese sostén no existirá por siempre,

más tendremos que desnudarmos por completo,

haciendo el amor a gran escala,

o si nos inmolamos todos, ¡cierto!

¡o por las diosas seamos devorados!



© José Ángel Pineda, 9 de febrero del 2012