La poesía es música






La poesía es música


La poesía es música,

gran cortejo de amores, 

amores como el viento...

como el viento a las ramas,

las ramas, a las hojas,

las hojas van al  suelo,

al suelo que es la siembra,

la siembra del deseo,

deseo igual que olas 

las olas de la mar,

del mar hacia la luna,

de la luna a la noche,

esa noche para dos

miradas de los cuerpos

celestes y profundos

Inmensos y salvajes,

las danzas de los vientos

los instrumentos suenan

y suenan milagrosos

palpitan las canciones

con brazos apretados

calientan con la noche

con ese poema tuyo,

que es el poema mío,

que es de centro vibrante,

es la música nuestra...

tan dulce…

lujuriosa...

solamente de amantes.





© José Ángel Pineda, 12 de diciembre del 2012