Las Churekas





Las Churecas



De Las Churecas al arte,

al arte de las Churecas,

del consumo de churecas,

de abundancias de churecas



El Consumo de una música

Chureca, de los medios churecas,

de Incomunicación discantados

en masas y los mercados churecas

de venaderos y ese Jaime chureca

y el otro también, y también el otro

y todos en una sinfonía desafinada,

descontrolada y controlada a la vez,

todo depende quien sube en la bolsa

de la chureca, que aburre, harta y cuando,

bosteza, lanza re consumidas,

churecas empresariales, …el pos gobierno.


El mercado oriental, el supremo sueño

del ante gobierno, de la Nicaragua en general,

y la beautiful Managua en particular,

del comandante general de división

principal de albañiles civiles que destrozan,

al igual que las motosierras empuñadas,

por empresas churecas sin leyes,

en las desconstrucciones de las casas,

del lodo, del adoquín que tiembla,

ante el pavimento del no pueblo,

que se rasca la barriga y la cabeza,

y el sí pueblo, de puentes,

de carreteras, de los “pleitos” del San Juan,

de luchas en las duchas, de las buchas.





Las viviendas indignas de las bichas.

de los bichos que andaba cantando hace poquito,

y salieron huyendo de las máquinas churecas.



los indignos que planifican y proyectan

lo que pos destruyen, anti construyen,

en áreas que fueron verdes, prohibidas

castidades, y no hay cinturones como antes,

y todo está desprotegido de la inclemencia,

cualquiera llega…

la encima

encímela pueblo

encímela mujer

encímele hombre

encimeramente

con bichas amargas

con bichos que emigran



© José Ángel Pineda, 11 de diciembre del 2011