Máquina eléctrica



Máquina eléctrica


Cuando vibras transmites el eco,

de líquido a sólido, a gas, a plasma,

te regulas si estás alineada, y si no, ...

te sales y entras, te entras y sales,

que fastidio.

El vaivén de tu ejecución corpórea,

percusión y frotación, la excitatriz,

enciende al principal, y con potencia

sueltas líquidas para evitar fricciones, ...

que delirio, el sonido intenso.

Te mueves, avanzas, retrocedes y,

suenas la flauta, la trompeta, los vientos,

conformas bellezas, entonas con fuerza,

color resonante, vibrante e intensa.

¡Oh, máquina eléctrica!




© José Ángel Pineda, 5 de Agosto del 2011