Me duele el hambre




Me duele el hambre


Me llamaron a una entrevista

de una empresa privada,

me solicitan el "record" de policía,

y un certificado de salud de una clínica privada, ...

¡obligado!,

porque en la clínica pública, no realizan

los exámenes de orina, y de caca, y de sífilis,

y de sida, ...

solamente dan una charla política,

y te dicen que no tienes

enfermedades transmisibles.



Sin examen,

sólo charlatanería



y, en la clínica privada,

tramitología cara.



¡Me duele el hambre!


¿te duele aquí?

¡no! le contesto,

¿te duele el cuerpo?

¡no!, ya les dije


-¿te duele el alma?

tampoco duele

y ni si donde queda

-¿estás malhumorado?

sí, es que me duele el hambre,

...y ya no quiero el "record" de policía,

la policía necesita mi "record".

y los empresarios nos enferman,

sobre todo, los negreros o los esclavistas,

lo mismo.



pero que le voy hacer, ...

¡me duele el hambre!



Me llamaron a entrevista de otra empresa

lo mismo, el "record" y certificado,

solo como requisito,

¿saben, que en este país es así?



...También los avales o conectes,

en un sistema lleno de corruptos,

de tamales,

desde arriba para bajo,

desde abajo para arriba,

esto es "lo más importante"


¿Quién se atreve a dar su "record"

de los que mandan arriba?

¡Un valiente, nada más!

¡Un valiente!

A buscar trabajo, no hay remedio...

¡Ojalá consiga ese trabajo!

¡Me duele el Hambre!

¡Me duele el Hambre!



©José Ángel Pineda, 4 marzo del 2011