El Disparate

El Disparate de carnaval (Goya)




El Disparate 




Guatusa necesaria-dame una luz plagiaria de la sangre del pueblo. - 

Sin Amor- sin Odio/el tiro 22 quedó disparado y se hundió 

en el fango politiquero/ con los efectos cinematográficos del trovador 

empresario que quedó perplejo y que no es ningún pendejo.

sin atinar al blanco/ se quedó como la leyenda negra 

de una guerra entre orejas y vándalos/ 

las canciones que morían/ que también mataron gente/

selva/ animales / "guerra solo muertos" 

de canciones difuntas/ porque se enterraron miserablemente 

y resucitaron ya sin dedos- ya sin voces encontradas 

en la maleza/entre lo religioso y lo anticlerical / 

contradicciones de una lucha por igualdades sociales/

donde una empresa privada protagoniza un rol revolucionario

y un enriquecimiento de años bajo la sombra del monstruo 

que se hizo como ellos/ alimentado por ellos/

poderoso por ellos… 





Pretendida olvidada tentación/

que ningún camino regula la materia/ donde los líderes

se aplauden entre ellos/ cívicos se hacen llamar/

prefiero cantar como viento lento y suave...

Y si acaso encontrar una lenta transfusión de fluidos

en pieles reposadas y suaves manantiales de brisas fuertes/

de amorosas piernas temblorosas de fríos y de miedos/ y demás/

con déficit de calorías humanas desde los extremos

suaves de los pies al enredado cabello de hembra bien plantada/

verdadera/ sensual en torrenciales/ sonidos en poesías...

que suceden en una cama y mesa/ en el humo de una chica/ 

en el motel de verde esparcimiento/ en una calle del traidor de los abrazos/

en los aplausos fríos de un teatro/ en calientes lechos deleitosos/

en los besos mojados de licores y vinos/ en los placeres perfumados/ 

en las cosas sencillas/ complicadas/ cotidianas- en nuestros 

romances de utopías de cargar nuevos fusiles que disparen rosas

... y volver a intentarlo hasta que salga una descarga de espinas/ 

que hiera la vida moribunda y calme el silencio que ensordece 

las risas y que alimenta los reflejos de las luces que se ven en tus ojos/

para quedar con esa mentira impresionante/ 

de que ya está amaneciendo/ 

cuando la noche es demasiado larga para alcanzarla 

con gritos de torturados/ presos / difuntos/ 

que van quedando en el olvido/ cierto es que los otros

/ los pasados / de esos ya ni se habla/ porque tampoco importan. 

El político sueña febrilmente en hacer de una dictadura

una propiedad privada/o al revés. 

Caminen los que todavía tiene pies y enormes manos 

para abrazar la gloria y la fortuna. – 


©José Ángel Pineda, 29 de septiembre del 2018

Caliente y explosivo...

Feminidad consciente


Caliente y explosivo...

el cuerpo contra cuerpo/ el canto contra canto
el llanto de lujuria/ la risa dura dura/ no se cansa la lluvia/ de gota a gota hierven/ los bichos/ las palomas/ el árbol/ el cerro que estoy viendo siempre y encima el viento con ráfagas ardientes/ desde la gris mirada y en una blanca estancia/ de verde fiesta de humo azul que brota de sábanas alzadas/ de la central corpórea que impregna de potencia luminosa y traviesa de la fuerte explosión de tus miradas/ como un juego de cilindros y ejes con música de pianos en adentros-de guitarras al fondo de la noche/ que generan paciencia extrema/ la locura de corrientes encontradas de fuegos y semillas placenteras/ de aire tibio suave/ caliente como brasas los devanados en espirales de pasiones/ soledades que lubrican el alma/...donde el sol brilla acariciando el vapor celeste de la lluvia,... la fuga/ la pasión extenuante de las sinfonías/ arquitectura preciosa del diseño tembloroso que me estremece toda la piel/ el alma y todo el centro de ese jardín tuyo del cuerpo tuyo/ huerto / cultivo/ delicia de todas las hambres/
necesidades/ eso somos/ necesidades que se juntan/ amaneceres verdes/ músicas nuevas/ poemas de verdades que parecen inciertas. - sentires de las letras que generen pasiones. No queremos más amores mediocres/ queremos fuego en la neurona para hacer de los amores que quedan todavía/ una ecuación de orgías contundentes/ silenciosas/ agitadas y eficientes/...ya hay más muertos que marchan con trapos y consignas/ seguirán los presos de mi vida/ las torturas cuando no estás/ tus ausencias/ vuelas como mosca...de las mil naturalezas expropiadas y repites los presos de mi vida/ las violaciones de almas y cuerpos...
Todas esas derivadas inútiles con pensamiento sórdido y marchas de mil años/ con muertos de mi culpa/ y acciones aburridas/ sin sentido/ solo tu presencia/ yo te llamo CONCIENCIA que habites en el sentido centro de la cosa más sensible y sentida que mis ojos han acariciado...
vendrás de las estrellas a cambiar nuestras vidas y dolores. -


Jose Angel Pineda 22 de septiembre del 2018

La vida es un verso



La vida es un verso



La vida no pasa/ las vidas tampoco/

se quedan refugiadas en poemas

de ayer/ de hoy/ de mañana/ siempre escritos

en las canciones exquisitas de sal y espuma.

En burbujas del olor a sudor que impregna

al acetato/ al disco compacto/ o la cinta magnética

y otros garabatos de la ciencia del viento donde habitan/

el ayer/el hoy /el siempre/ ¿dónde me quedé?

- En el siempre habitar en tus piernas impulsivas/

cruzadas/ como bisagras aceitosas/el delirio

/humos de cigarros/ con tragos de salivas

carnosas en amaneceres desvelados/

en rituales de diálogos/monólogos a veces/

pero siempre acompañados de la imaginaria

que se grava en las paredes de todos los labios

y lenguas y bocas y dedos/las manos de un lápiz/

de un teclado/ de una máquina que maquina

y demuele y muele y duele/... y suele

desnudarte el alma con un verso partido/

como abrir la mañana en pedazos de estrofas

y derramarte la euforia de un poema sonámbulo

que deambula siniestro/ agazapado/ al acecho.



La sangre presente en almas con hendijas/

en rostros placenteros que se encriptan/se palpa

y no se palpa/ solo se esconde el pasado/

se refugia en caminos/ en calles trasparentes/

en un motel antiguo chirriante/ en la verde

noche/ en cualquier parte de la imaginaria

de cinemas viejos/ aquellos que tocabas auroras

en ensueños de tablas de madera/ recubre ese…

pasado que no pasa/ se queda para siempre

en la memoria de neuronas agitadas/ recuerdos

imborrables/ aunque mueras viviendo fantasías

diversas/ aunque se pierdan las letras y aparatos/

porque aún en la locura sobrevive la pasión

en la eternidad de una piedra/ en el agua que somos/

en los fuegos que encendemos/ en la tierra donde

nos enterramos felices/ en el aire de todos los suspiros/

en las penetraciones más escabrosas/ en las corridas

de atrás de un torbellino/ de adelante/ es lo mismo

lo divino/ lo del centro del libro del poeta

la primera página del tiempo no se mueve/ ni la otra

ni así…

La energía gira/ gravita/ se mueven las miradas

en lúcida oscuridad de pasados presentes

/ de cálidas vertientes

de versos donde las manos se tocan alocadas

en pieles diferentes/ de los tiempos difusos/ los mismos

tan confusos/ tan excitantes/ tan religiosamente eternos. -



©José Ángel Pineda, 02 septiembre de 2018

Ingravidez << (Joan Pined) >>

Para agrandar de CLIC


Ingravidez




Cuando tú me vienes

yo me iba, cuando te quedas

me abrazas la sonrisa con tus labios.

Me siento triste cuando te vas muy sola,

yo quedo sin belleza en ese instante.

Me arrastra la soledad hacia un abismo

que no consigo rescatarte de lo mismo.




Logro encontrar de nuevo una sonrisa tuya,

una caricia tierna, un delicado gesto,

una simple voz que alienta mis miradas

las tuyas, tus palabras, las mías…

necesariamente delicadas en

lo estrecho, ese momento

donde precisamente estamos

siempre de acuerdo. -







Deseo de un verso que transcurra

en un pensamiento despacio,

un poema cantado levemente …

en un sentimiento armado de paciencia

con una alegría tierna

de espacios sin miedos del vacío

al vacío de alegrías y angustias

de mentes/ almas que se juntan

manos que aprietan,

pies caminantes

bellas ilusiones sin alterar las aguas.







Sueño con hermosos ríos

derramados/ fluyendo

en cascadas cristalinas

placenteras/ sonidos armoniosos,

que gotean/ golpean la vida obsequiosa

de un camino/ de una línea/ de giros

de unas vidas tan dulces/ tan sencillas/

que habita en nuestra desnudez

el antagonismo gravitatorio/

ardiente de centro de cimas

de simas/ de filos que cortan la piel

y el abismo que muerde

impostergable…

impaciente…

instante/que se llama vida

del final de finales

del diálogo amoroso… (…) …






©José Ángel Pineda, 01 de septiembre del 2018

Diez Haikus/ Entre marchas y hambre




Entre marchas y hambre

Haikus

I


Las marchas llenas

movilizan banderas

solo banderas.



II


Las calles llenas

de gente sin salida

tranques mentales.



III



Paro de bonos

paro de pies y manos

anuncian presos.


III



Y muertos de hambre

muertos de la tristeza

muertos de prisa.


IV


Muertos ya muertos

los empresarios vivos

en dos aceras.


V


El dictador más fuerte

con un plan "cívico"

articulado.


VI


Marcha sin paro

tiene plan comercial

que nadie sabe.


VII


Se trata de marchar

protagonismo

la dignidad.


VIII


Prosigan en las calles

llegarán pronto

los salvadores.


IX


La crisis ciudadana

el mal de todos

las fortunas de pocos.


X


Gente pobre y partida

esa es la crisis

ricos los pobres.




©José Angel Pineda, 26 de agosto del 2018

Atadme





Atadme a la cumbre creadora de erupciones,

ama al tronco, a la caverna del cerro construida.

Dame el infame trozo de tu piel escondida,

pújame el enrame de tus fortificaciones,

pújame en el derrame,

derrame en el hastío.



Agítame los brazos, las piernas, las banderas,

no se mucho de trapos, me encanta ese partido.

¿Cómo se hizo el diseño?, ¡Dios; cómo se hizo!

¿cómo ha sido hecho de ese modo tejido?



Herido y bien herido está mi brazo ahora,

sangrando por las uñas, los dedos ocupados

en asuntos de hormigas, de batracios alados,

unos varios caminan, otros están mamados,

unos buscan la muerte,

otros buscan la vida,

ambos la misma cosa.

y por sinceridad nuestra mente es boyante;

unos buscan el sexo, otros buscan la risa,

unos mueren más lentos,

otros lo hacen de prisa,

Total; en qué quedamos;

¿nos vamos para misa?



©José Ángel Pineda, 22 de agosto de 2018