Nadie


Nadie


Pájaros/máquinas aladas
cejas derretidas
y volar.
El cansancio de las estrellas
a veces se posan en la mano.
La humanidad se vuelve cinematógrafo
el tiempo.
energía
manos
doblando la paciencia.
Los labios de una mujer fantasma
ríe y se entristece.
los sonidos para dormir
¿para que dormir?
¿para despertar?
duermo, luego me despierto
despierto, luego duermo
un dedo
se permite y no sufres ni mueres en una cárcel
de ruidos.
Los colores/ difuntos de la noche
se hacen poemas en el cuerpo
mujer y hombre y otros
quejidos/...nadie se salva.


©José Ángel Pineda, 22 de enero del 2018

Madrigales de José Ángel Pineda



Sufro

-Madrigal-

Sufro mucho estas noches,

derramo agudo canto enamorado,

y como un trovador bien alocado,

de tocar suavecito,

aprieto tus delicias en cristales.

Tengo mi mente llena de puñales

en la soledad que en mi noche invito

un poema maldito,

unas letras para que las derroches

en bellas y atrevidas medianoches.


©José Ángel Pineda, 13 de enero del 2018









Mieles

-Madrigal-

Las mieles sabatinas y nocturnas

son un placer donado,

por mucho que te vayas de mi lado

te lanzas ese cuento

de que sólo conmigo.

Cosquillas al ombligo

en aposento tierno,

piernas enredadas, bello infierno

y las albricias diurnas

llegan con tus delicias taciturnas.



©José Ángel Pineda, 13 de enero del 2018








Medianoches

-Madrigal-

Medianoches ardientes,

En medio de todo, son sorprendidas,

por las muchas llegadas y venidas

tantas risas y llantos

quejidos y gemidos.

Tantos dulces, roces anochecidos

en frenesí y éxtasis de los cantos.

Son los muchos, los tantos

los que son complacientes

los que se satisfacen en vertientes.


©José Ángel Pineda, 13 de enero del 2018








Madrugada

-Madrigal-

Madrugada caliente,

la madrugada es de piel y armonía,

arpegios hasta que nazca el día,

juntitas las cabezas

el amor se nos mueve sostenido.

y el sentimiento erguido

en nuestro nido con delicadezas.

pasión de sutilezas

con las manos y pies gustosamente,

sabroso y muy candente.


©José Ángel Pineda, 14 de enero del 2018



Capricho y disparate

Capricho




Capricho y disparate

Transcribo lo que de verdad sucede/
no me importa a quien le guste/disguste
se frustra/me frustro/... digo lo que presiento/
siento la inevitable/ lo siento.


Lamento la inapelable coexistencia
que le llaman humana...
insalvable ambivalencia
que sobrelleva uno con su imagen
de agua clara/ de espejos rotos
el ser un nadie/...una nada y ninguno
que resuelva fábulas de jardines
que se refrendan, solamente en la calle
te reconoces sin casa/ sin amigos
este 11 de enero funesto, sin descartar
los temblores, fatigas y dolores
humillaciones, mitos y leyendas
ha sido la más bella realidad desde
la profundidad del ser humano/
no es para olvidar/ más bien 
pera recordar la experiencia
entre inhumanas gestiones
sin calificar/ Nadie sabe...

lo que se repite en toda mi vida 
y lo más romántico que me ha pasado
dormir bajo las estrellas
una noche, una noche de eternidad
descartando lo repetitivo
sin fechas...

Lo que se me presenta siempre
lo que siempre he sido/
nadie

Definible y caprichoso de la mente
de la gente/ de almas/ si hay/

Si acaso hay almas...
he pasado pensando en eso
y si existen no conviven
en mi espíritu que dudo mucho
en lo posible de su veracidad
de la elocuencia y el disparate.

Las mentiras que dicen las gentes/
las locuras que expresan/
sabiendo que detrás del amor verdadero 
está el dinero/
un día eres rey/ en otro monstruo/
así manipula el mercado de tratantes
de amores inventados por vicio.

No hay causa que justifique otro tipo
de pasión más celeste y oscura
incalificable y amorosa
espeluznante 
trágica y, sobre todo
muy humana.

©José Angel Pineda, 11 de enero del 2017



El Placer, la dulzura y la belleza





De: Jose Angel Pineda

A los que se fueron
a los que llegan
a los que están
a los que están , pero que no están
a todos los que hicieron posible
un libro de excelente calidad literaria,
a los que nos estamos yendo siempre
de un lugar hacia otro, porque tenemos
la misma naturaleza humana de la necesidad
moral, espiritual y material de trascender
de una manera que cada quien la ve con sus 
ojos y la besa con sus labios,
la acaricia con sus pies,
la toma con sus manos.
y le lee, y la escucha,...esa musicalidad divina.
de maravillosa vibración de diversos colores...
Este último libro
que ya pasa forma parte de la bibliografía de Nicaragua...
es basado en el sentimiento puro de la poesía intuitiva
de la poesía sentida, de la que nace de lo profundo del alma
de la vida, de la entrañas, de la tripas...
con esa maravillosa complicidad de otros poetas...
mi agradecimiento para ellos...
y espero que me acompañen en sus viajes 
a un mundo mas cada vez más unificado,
hay mucha desigualdad social...
mucha injusticia.-
Los poemas mostrados
son enteramente de amor, de sensualidad
de dulzura, con un toque social de mucha sensibilidad .-


Agradezco a la promotoría especialmente:
y sobre todo que han puesto un empeño denodado 
en un multifacético, PARTIDO DE LA BELLEZA.-

Promotores:
qué han estado siempre...
siempre...
aunque se vayan
siempre están.


Prefiero el animal ( MADRIGAL)






Madrigal Ecológico I  de José Ángel Pineda

Los días se apretaban de miserias

de las filas muchedumbres de histerias

y con sociables entradas posibles,

se aprietan invisibles.



Todas las pasiones con siglos de hambre,

lívidas, sin la sangre,

y en cada umbral de puertas

las miradas abiertas.



Parece natural

en este basural

de una vida siempre tiranizada

con gentes de apariencia de la nada

son los que te maltratan

y si quieren te matan.


Prefiero el animal que se acaricia

en las noches de una eterna sonrisa

entre adobes y llantas

con botellas y plantas

la madera sin prisas

y que entra con las brisas

con calma, con paciencia

tocar a la demencia.



©José Ángel Pineda, 25 de diciembre del 2017

Ariana XXIV



Un Madrigal de josé Angel Pineda

Madrigal

Yo sé quien vive en mi melancolía,

lo he sabido desde hace un largo día,

sabía que tu cariño era cierto,

tu amor un tanto incierto,

que estaba en desconcierto,

mi mente tormentosa,

mi duda temerosa,

mis anhelos de vida suspirando,

dos nostalgias callando,

somos una tristeza, un solo llanto,

un mismo sentimiento,

un no miento y un tiento

una misma alegría, un mismo canto. -





José Ángel Pineda, 23 de diciembre del 2017