lunes, 15 de mayo de 2017

Ariana




Ariana


Quisiera entrar en tus miradas, muchas

de tantas expresiones de la vida

que arrastro, rostro que sea muy visto

por un ciego, y manos que sin tocar

te tocan, como tocan en tus labios

mis dedos, cuando tiemblan sudorosos

de angustias, y las constantes lágrimas

tan secas y calladas por las noches

que pasan sin las lunas o con ellas

que siguen derramando más silencios

se pierden casi siempre en desventuras

casi tiernas, frescuras que divagan

entre lo que se busca y la verdad

entre lo que se sugiere y se bendice

entre la belleza y la ternura.

Lo que jamás lograremos concebir

en las contradicciones de uno mismo

entender que la vida  es un abismo

y es lo que hay.



©José Ángel Pineda, 15 de mayo del 2017